Image Hosted by ImageShack.us

DIOS ENVÍA SETENTA AÑOS DE CAUTIVIDAD

“Y enviaré sobre ellos espada, hambre y peste, hasta que sean exterminados de la tierra que les di a ellos y a sus padres... Beberán, y temblarán y enloquecerán a causa de la espada que yo envío entre ellas” (Jeremías 24:10; 25:16)
Todo tiene su límite. Cuando un delincuente roba, tiene que haber castigo. Cuando el ser humano blasfema contra Dios y no lo obedece tendrá que dar cuenta al Señor. Dios amó y advirtió a su pueblo, pero como no lo obedeció, tuvo que enviar 70 años de desolación.
Dios le muestra una visión a Jeremías, una cesta con higos buenos y la otra cesta, con higos malos. Los higos buenos representan “los deportados de Judá” a quienes el Señor les dará un corazón para que lo conozcan. Los higos malos representan a Sedequías y su gente que desobedecieron al Señor, a quienes les llegó el juicio divino.
El siete representaba el número de la perfección. Setenta, (diez veces siete), algo acabado y completo. Setenta años es lo que dura la vida de un hombre. Cuando se hayan cumplido setenta años, como punto inicial está la caída de Nínive (612 AC); la batalla de Carquemis (605), la primera deportación a Babilonia (598) y la destrucción de Jerusalén (586); la caída de Babilonia (539); se interpreta setenta, como una cifra redonda y simbólica. (RV95)
Es interesante saber según la historia, como Babilonia un pueblo invencible, después de 70 años ya no volvió a ejercer el dominio sobre las demás naciones y más bien recibió el justo pago divino por sus pecados.
Es que Dios es el Señor, Rey y amo del Universo, Él es soberano y tiene bajo control la historia. Todos aquellos que se burlan y que han hecho injusticia, serán sancionados severamente por Dios.
Basta ya de pecar, mejor busca el perdón divino y serás salvo. Adore a Dios y ore a favor nuestro para edificar vidas en el poder de Cristo.
ORACIÓN:
Señor perdona mis pecados y hazme una nueva persona...
Pastora LucyImage Hosted by ImageShack.us

Image Hosted by ImageShack.us