Image Hosted by ImageShack.us

Arrepentíos y Convertíos

"Asi que arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados, para que vengan a la presencia del Senor tiempos de refrigerio". Hechos 3:19

Nosotros podemos CAMBIAR nuestra vida, pero el que TRANSFORMA es el Señor, a través del Espíritu Santo. En la TRANSFORMACION ocurren dos cosas: Arrepentimiento y Conversión. En el arrepentimiento la acción sale de tí y esto viene:

Por oir la Palabra

Por el testimonio

A través de milagros

El arrepentimiento implica cambio de: Mente - Actitud - Dirección

Ahora, el CONVERTIRSE viene de parte de Dios hacia nosotros. La Palabra de Dios nos dice que el Espíritu Santo convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. Cuando el toque de Dios viene sobre nosotros, nos mueve a abandonar el pecado. Ya lo que hacíamos ya no lo hacemos. Nuestra respuesta es volvernos a Dios.

A un corazón arrepentido, no solo Dios le otorga el perdón de pecados, a través de Su Hijo amado Jesús, sino que la sangre de Cristo lo limpia. Y ahí, esta vida es convertida en templo del Espíritu Santo y se convierte en
propiedad exclusiva de Dios. Y además, en la CONVERSION recibimos poder.

El ARREPENTIMIENTO y CONVERSION trae avivamiento a la vida del cristiano. Ya no estamos derrotados ni derrumbados. Somos levantados y podremos vivir una vida victoriosa por el poder que se nos ha dado.

Dios trae: Paz a tu vida, Alegria, Confianza y la mayor de todas, SALVACION

Podrás tener todos los tesoros del mundo. pero nada de esto podrías comprarlo. Pero te tengo noticias, amigo - ES GRATIS. No porque no costara nada. Costó muy caro. Todo esto fue comprado y comprado con precio de sangre. Hubo quien pagó el precio por tí, JESUS. Lo pagó en la cruz del Calvario. Y lo hizo por tí.
Alli El mencionó tu nombre. Es tiempo de que hagas un alto. Es tiempo de cambio. Es tiempo de refrigerio. ES TIEMPO DE ARREPENTIMIENTO. ES TIEMPO DE CONVERSION. ACEPTALO HOY.

Te voy a pedir que repitas conmigo la siguiente oración: Señor, te acepto hoy como mi Salvador. Sé que Tú tienes el poder de borrar todos mis pecados. Me cansé de correr, Señor, hoy me rindo a tí. Perdóname, entra a mi vida, toma Tú el control de ella, guíame y dame el poder para luchar contra el mal. Lléname de Tí, Señor
y hazme una nueva criatura. Te amo, Señor.

Recuerda, que desde este precioso momento, eres propiedad de Dios. La Biblia dice que hay gozo en los cielos y en la tierra cada vez que un alma es arrancada de las garras del enemigo. BIENVENIDO A LA FAMILIA DEL SEÑOR. PERMITENOS COMPARTIR TU EXPERIENCIA. COMUNICATE CON NOSOTROS.
José Acosta, Pastor

Image Hosted by ImageShack.us